Hay mucha gente que diariamente tiene que pasar por un espiral de emociones negativas por personas que las han lastimado. Esta va dedicada a todas ellas. A las valientes personas que siguen enfrentando sus más grandes temores día con día. No están solas, y se los digo de corazón porque también he estado en esa situación. Con eso en mente, bienvenidos a Pequeños relatos para grandes personas.

Resultado de imagen para heroes in crisis

Terror. m. Miedo muy intenso. Yo sé lo que es esa palabra. La he sentido. La he vivido. La respiro y la veo directo a los ojos cada día.

Usualmente relacionamos la palabra con alguna pieza de literatura o cine. Vemos las series, las películas y los libros que nos relatan las diferentes historias que en las noches nos ponen la piel eriza. Pero nada se compara a lo real. Nada se compara a los monstruos que acechan en nuestro vecindario, en nuestra calle, y hasta en nuestra casa.

Y por más ansias que nos cree la descripción de un asesino, la escena de alguien en la oscuridad de un pasillo, o la aparición de fenómenos paranormales, nada se compara cuando vemos al verdadero terror a la cara. Sobre todo cuando cada día tenemos que verlo, sentarnos junto a él, saludarlo y desvanecernos con su sola presencia. Porque si algo tengo en claro es que a esa persona que veo a los ojos, a esa mirada, a ese gesto, le atribuyo mis noches sin sueño. Mis pesares, mis miedos y mis inseguridades.

Yo sé qué es mirar al terror frente a frente. Escuchar su nombre y temblar, oír su voz y palidecer del susto. Verlo en persona y querer aferrarse a lo primero que tengas para no caer. Sentir el corazón en la mano y pensar cómo es que sigue de pie, en frente de ti, con una sonrisa y gente que lo acompaña. Lo peor del asunto es que sus acompañantes son tus amigos, ¿cierto? Y poco a poco te vas alejando, huyendo del terror mismo. Al final del día logras escapar, solo para regresar al día siguiente y seguir encarando aquello que sufres.

Terror. m. Persona o cosa que produce una sensación de miedo en cantidades descomunales. Sé lo horrible que es ver esas películas, y saber que los verdaderos monstruos están contigo. Que siempre están cerca y que pase lo que pase, no puedes hacer nada porque el terror te consume.

No te calles. El bullying también es abuso físico y psicológico.

Si quieres leer más pensamientos personales, la sala de menesteres aparece sin tener una categoría en específico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here