Millones de personas han sufrido lo que podría ser el peor golpe del año: Kobe Bryant, uno de los mejores jugadores de básquetbol que ha visto el mundo ha partido.

Con ello, cada uno de sus logros que algún día otorgaron gloria, hoy brindan un gran adiós recordándonos lo increíble que era verlo en la cancha. Bryant jugó por 20 años en la NBA del lado de Los Lakers de Loa Ángeles. Obtuvo dos medallas olímpicas y jugó 18 veces en All-Star. En 2008 fue el jugador más valioso de la NBA.

Con ello, Dear Basketball, el cortometraje animado que le diera el Oscar en 2017 también ha retomado fuerza para recordarnos que Kobe, más allá de ser un jugador estrella y la magía que tenía entre sus manos a la hora de tomar un balón, nos indica que nació y vivió por el básquetbol.

Si no lo habías visto, hazlo ahora y verás que todo tiene sentido. Que Kobe y el básquetbol eran uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here