Todos hemos tenido juguetes, sin embargo hay algunos que guardan un gran espacio en nuestra memoria, es por eso que hoy recordaremos algunos de esos juguetes que nos hicieron pasar horas de juego y miles de aventuras.

FURBY – HASBRO

Estos muñecos con una forma muy peculiar, se popularizaron desde su salida en el 98 por ser un juguete con expresiones y frases únicas las cuales se activaban ya fuera con mimos o presionando partes especificas del muñeco y aunque su popularidad fue enorme en sus días, así como llego se fue.

Muchas veces trataron de hacer que resurgiera este amiguito, ya fuera con APPS, con nuevos modelos de FURBY o con modelos de mayor tamaño incluyendo un DVD, pero nada de esto funciono no cabe duda que lo que crece rápido se marchita rápido.

Tamagotchi

Si fuiste de los que tuvo una de estas mascotas virtuales seguramente sabrás lo que era tener que estar al pendiente de ella cada 5 minutos para evitar que muriera ya fuera por deshidratación o inanición, lo cual causaba que tuvieras que volver a empollar un huevo y esperar que saliera el dragón el cual era la mascota menos probable de tener.

Cabe resaltar que en muchas escuelas fue prohibido por el grado de atención que los estudiantes le ponían causando la baja de calificaciones. 

Tamagotchi – Bandai

La Herencia de la Tía Ágata

“La Herencia de Tía Ágata” es uno de los juegos de mesa más conocidos y que seguro todavía muchos disfrutan en familia o amigos. La idea es algo macabra, pues consiste en deshacerte de todos los posibles herederos de la gran fortuna de la Tía Ágata, que posee una gran mansión llena de trampas. El novio, la peluquera, el profesor de tenis, la adivina, el gato… los personajes no tienen desperdicio y, el morbo de mandarlos al otro barrio, tampoco.

La Herencia de la Tía Ágata – MB Juegos

Adivina Quién?

Un juego en el que nuestros dotes de Sherlock Holmes  salían a relucir. 

Deduciendo a base de preguntas y comparaciones  lográbamos descubrir el personaje del otro jugador, un gran juego de mesa con el cual podíamos pasar horas de diversión y que nos demuestra que lo mejor a veces es lo más simple.

Adivina Quién – Hasbro

Las Turbo Peonzas/trompos 

En la época en la que se querían electrificar los juguetes salió este, tomando el puro concepto del resorte y el equilibrio y aunque era una idea un poco más moderna que el trompo convencional seguía siendo un juguete con pocos usos pero que sin embargo nos bastaba en ese entonces para divertirnos con nuestro cuates compitiendo para ver cual se detenía al último.

Dance Dance Revolution

La mejor manera de hacer ejercicio en la época de los 2000 era salir a jugar con tus amigos a la pelota, o a esos juegos varios que existen, sin embargo para la generación de esa época, hacia falta algo mas y con ese propósito se invento el Dance Dance Revolution el cual permitía vivir una experiencia de juego basada en el baile que consistía  en seguir las flechas de la pantalla que indicaban donde debías pisar para lograr la coreografía programada.

CARTAS YU-GI-OH!

Un juego de cartas de estrategia basadas en monstruos, que se atacan entre si para definir un ganador y aunque en realidad es mucho mas complicado que eso, ganó adeptos rápidamente, convirtiéndose en un juego de culto para muchos y que hasta ahora sigue existiendo, con una mayor variedad de cartas que en su comienzo y un gran historial en su existencia.

¡ES HORA DEL DUELO!

Bayblade

Cuando vimos su serie en televisión  todos nos imaginábamos lanzando nuestros Bayblade al grito de ¡LET IT RIP¡ (Todos lo gritábamos no lo nieguen) y ver como nuestro Bayblade destrozaba al otro, aunque en la realidad era muy diferente pero bueno, lo importante era echarle porras a nuestro trompo punk.

Guantes del Increíble Hulk

Estos guantes de hule espuma causaron todo un revuelo por sus comerciales donde se les hacia creer a los niños que poniéndoselos ganarían la fuerza destructiva del gigante verde, grande fue su decepción al descubrir que no sólo los mantenía con su fuerza intacta si no que también que si los impactaban contra algo con bastante fuerza se podría descomponer el sensor que le daba un sonido característico de destrucción a los guantes.

Lanza telarañas de Spider-Man

Y para cerrar con broche de oro, cómo olvidar a esta joya que le sacó más de un disgusto a nuestros padres al ver toda su sala cubierta de “telaraña” la cual, era lanzada con un brazalete más grande que nuestro brazo pero que nos hizo creer que podíamos ser algo más que un ser humano normal.

Sin duda, cada uno de estos juguetes, le sacó más de una sonrisa a nuestras caras y ahora siempre los recordamos como una pieza importante de una época feliz y llena de aventura.

Espero haberles traído grandes recuerdos y desempolvado algunas historias con esta nota que al menos a mi, me llenó de una gran alegría infantil.