La vida es bien canija y podemos tropezarnos con las mismas piedras. Estas es una dedicada a todas esas personas que a diario se caen y se vuelven a levantar. Sigan de pie y continúen adelante. Bienvenidos a pequeños relatos para grandes personas.

Por mi camino

Es por mi camino por el cual me guío

Me he caído, roto piernas y brazos por los terrenos escabrosos

Mi camino, el que yo hago

El que a diario voy recorriendo

Aquél que me enseña, me golpea y me extiende la mano

He reído, llorado y maldecido, pero siempre por mi camino

 

Mi camino, ese que compartí con amigos y amores

Ese que pavimento con mis manos callosas por las piedras emocionales y racionales

Ese camino que sin excepciones no se detiene

Con el cual entreno y me levanto victorioso no sin antes una buena paliza

Mi camino, mi compromiso viviente y fuerza

No, nunca solo, siempre sobre mi camino

 

Yo, el hombre que se tiene a sí mismo y recorre con fervor y pasión la senda

Mi camino, mi principio, mi final

Mi caso personal, mi seguridad, mi miedo

Mi porvenir

Por todo lo que vino y lo que viene

Por todo lo que aprendí a la buena. A la mala

Por encararlo y aceptarlo

Siempre, por mi, a mi manera, por mi camino

Wolverine-impresión de arte enmarcado / Cartel (Soy el mejor ...

Más pequeños relatos para grandes personas:

Deseo descarnado: pequeños relatos para grandes personas

– La Revuelta de A: Pequeñas cartas al gran olvido

Psyberpunk: pequeños relatos para grandes personas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here