El esperado DCeased de DC Comics, respuesta al Marvel Zombies , comenzó muy por debajo de lo esperado, hablando por supuesto de la opinión de los fans de DC. Pensándose que a lo mejor sería un nuevo evento de la editorial, en realidad es un Elseworld en el que aparentemente se ve un apocalipsis zombie en el Universo DC. Como escritor está Tom Taylor , lo recordamos por su importante trabajo en Injustice, en los lápices iniciales está Trevor Hairsine (Divinity I,II ,III y Eternity para Valiant), el entintador Stefano Gaudiano (en The Walking Dead para Image) y lápices secundarios de James Harren (en Rumble para Image).

La historia comienza con un enfrentamiento entre la Liga de la Justicia y Darkseid, con el gobernante de Apokolips retirándose a sus dominios. Una vez allí se revela que en la confusión de la batalla los Parademonios han capturado a Cyborg y, basado en la tecnología con la que se mantiene con vida Victor Stone, el villano re-configura la Ecuación de la Anti-Vida, pero sin embargo, sale mal el experimento, con Darkseid enloqueciendo destruyendo su propio planeta. El problema es que Victor vuelve a la Tierra y el virus se distribuye a través de su red tecnológico, infectando cada computadora, móvil o cualquier dispositivo y convirtiendo a todo el mundo que está en contacto en rabiosos psicópatas. Este tipo de infección “apokoliptica” no es tampoco un concepto que sea 100% novedoso, Grant Morrison lo trató de distinta forma en “Final Crisis”.

 

El problema es que el cómic se convierte exactamente (o en su mayoría muy parecido) en la novela de Stephen King “Cell” del año 2006, cuya temática es también una pandemia basada en infectados que se contagian a través del uso de dispositivos tecnológicos.

Taylor es un escritor capaz y eficaz y seguramente en los números siguientes hará que la historia siga su propio rumbo, diferenciándose de la historia del famoso escritor. Pero de momento sigue la estructura típica de este tipo de argumentos. Se ve que, aunque la pinten al comienzo como una historia del Universo DC, principalmente son Superman y Batman los protagonistas de diferente forma y el final del número acaba con un cliffhanger, que viendo los avances así como las portadas variantes basadas en famosas películas de terror de los diferentes números, lo convertían en algo predecible. Con su argumento, el guionista logra dejar una sensación de “mal cuerpo” en el cómic pero queda comprobar si la historia será interesante o una mera curiosidad sobre ver a ciertos héroes de DC infectados.

Los estilos de dibujo de Trevor Hairsine y de James Harren están claramente diferenciados. Mientras el primero tiene un estilo más convencional para el cómic de superhéroes. Harren tiene un estilo más caricaturesco pero muy efectivo y que destaca por su narrativo. No sé si se le verá más en la miniserie pero ojalá que sí porque da gusto ver sus páginas.

También se debe destacar el arte de Yasmine Putri en las portadas variantes homenajeando al cine de terror, las cuales son las más buscadas por su temática.

No se diga también al talentoso Francesco Mattina también haciendo las portadas variantes regulares, estas plasman a los personajes de DC en su mejor faceta grotesca como supuestos muertos vivientes.

En definitiva, DCeased muestra un arranque muy potente (para el no lector recurrente de DC) , para los lectores frecuentes y conocedores si es un despegue muy flojo, pero ahora falta comprobar en los números que estén por venir si levantan o no, a estos “come cerebros” (en la historia todavía no sabemos si ese es su objetivo).

La miniserie puede convertirse en una de las obras prometedoras de DC del presente año, ya que hay temor de que se convierta en una “DC Zombies” (principalmente por Tom Taylor) o una historia genérica de no muertos más y colocarla en la repisa de las historias que prometían y dejarla a un lado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here