10 años han pasado desde el inicio de esta increíble y fantástica historia que contar por parte de Marvel Studios y probablemente nos falten muchos más. E ahí la cuestión. Con Infinity War supimos que por más poderosos que sean nuestros queridos superhéroes, tienen debilidades y de hecho algunas ni las conocen. No podemos saber con exactitud dónde nos encontramos con la última entrega de los vengadores que han salvado a la humanidad anteriormente pero esta vez, han fallado.

Inifnity War nos remonta al inicio de la última situación sabida por el dios del trueno en su película en solitario “Thor – Ragnarok”, donde logran escapar de la inevitable destrucción de Asgard, salvando a la mayoría de la población en una nave. Lo que definitivamente no nos esperábamos es que dicha nave sería invadida por el peor enemigo de los Avengers y no con la intención de apoderarse de ella, sino de conseguir la Gema del Poder y de paso, eliminar a cada uno de los tripulantes. Como bien sabemos, además de Thor, Hulk y Loki también se encontraban a bordo, así que la captura del transporte representaba un buen motín y un excelente momento para presentarnos al personaje mejor construido dentro de esta trama, Thanos.

image

 

THANOS, UN VILLANO AL QUE AMAMOS

La construcción del personaje es simplemente exquisita, no sólo por la gran actuación que interpreta Josh Brolin -a quien definitivamente le quedó el papel como anillo al dedo- sino porque se encargaron de crear una figura que por más malévolo que pareciera tanto en figura como en actos, lograba crear cierto asombro y hasta admiración por la gran determinación que tiene al cumplir su principal objetivo: lograr el equilibrio del universo eliminando la mitad de las razas. Suena atroz ¿cierto? Pero siendo objetivos, hay algo de lógica en su diabólico plan.

Una de las razones por las que podemos llegar a sentir cierta empatía con el objetivo de Thanos, es el discurso de Maw, el mismo con el que empieza la película y el que utiliza cada vez que invaden un planeta: “Alégrense y Regocíjense”. Obvio es un doble discurso, pero entre líneas te hace sentir que lo que están haciendo, el exterminio de la mitad de las razas, lejos de estar bien, es lo mejor para todos. El gigante morado sabe que no es un objetivo sencillo de cumplir y no porque el mismo dude de poder hacerlo, sino que en sabe todo lo que conlleva realizar un acto de dicha magnitud y que seguro le traerá tanto dichas como desgracias. Pero no hay más. Ha tomado la decisión de hacerlo y no descansará hasta lograrlo. Existen tres escenas en las que podemos apreciar esta disyuntiva sobre los ideales de Thanos:  Primero, cuando decide rescatar a Gamora del exterminio de su raza, adoptándola como su hija y evitando que aprecie la muerte de los suyos. Después de todo, hay sentimientos en él. Segunda, el sacrificio de su hija con la intención de obtener la Gema del Alma. Sus lágrimas son reales, la quiere, pero aún ni el amor hacía su hija podrá impedir que logre el equilibrio del mundo. Y por último, la escena final, después del chasquido de dedos y la aniquilación de la mitad de cada una de las razas, muestra un rostro frente a Thor donde podemos apreciar las siguientes líneas: “Lo siento, pero era necesario”. ¡Simplemente asombroso! En todos los villanos que nos ha presentado Marvel, ninguno había tenido tal nivel de convicción y construcción. Además de todo, el hijo de Alars, sabe apreciar una buena pelea, un buen guerrero. Como las palabras que menciona a Tony Stark antes de eliminarlo. El ser tan poderoso no precisa necesariamente carecer de honor, humildad y respeto. No, no podemos odiar a Thanos.

Pues bien, como todos lo sabemos, ya nada puede hacerse. Aún con la Stormbraker de Thor, nada ha podido detener a Thanos pero, ¿qué si realmente Dr. Strange no está equivocado y este es el único camino donde se puede lograr una victoria dentro de las más de 14 millones de posibilidades? Sí, tal vez no sabemos dónde estamos parados, de hecho estamos desolados por la cantidad de vidas que se han cobrado, pero hay una posibilidad, una sola de poder averiguar si aún estamos a tiempo, si aún hay una oportunidad de recuperarnos, salir adelante y recuperarlo todo.

image

 

RISAS EN BUEN GRADO

Otro aspecto muy destacable además del ya apreciable guión, es lo equilibrado que se siente a nivel comedia. Como cada película de los Avengers esta no abusó del humor – al menos eso sentimos nosotros. Sí, desde la primer escena Loki nos hace reír en su intento por convencer a Thanos que él podría servir como guía turístico en la tierra, después Stark, Banner, Strange y Wong con varias bromas en la siguiente escena y así continuamente. Tal vez pueda parecer pesado, pero creemos que las bromas llegaban de buena forma y en buen momento cada que aparecían. Una de las líneas que más risa nos dió pero que también nutrió de algo importante la historia, es cuando Thor comparte que estudió el idioma “I am Groot” en la universidad. Todos pensábamos que Groot expresaba sus emociones mediante las mismas palabras pero resulta que no, ¡que se trata de un lenguaje! Excelente idea. Las películas de Los Guardianes de La Galaxia no destacan este detalle, sólo indican saber a qué puede referirse Groot interpretando sus emociones pero nunca mencionan que se esas simples 3 palabras sean un idioma.  En resumen, un guión muy bien trabajado en historia, personajes y comedia.

image

Es imposible no sentir, así sea una ligera atracción, hacia las distintas agrupaciones de superhéroes que se generan conforme avanza la historia. No sé ustedes pero nuestra favorita fue la de Thor, Groot y Rabbit, perdón, Rocket. No sólo se separan de Starlord y los demás, sino que lo hacen con mucha seguridad sabiendo que lograrán su objetivo, para después llegar a Wakanda como los que vienen a resolverlo todo de una vez por todas gracias al nuevo juguete del hijo de Odin. Por otra parte, ¿extrañaron a Ant-Man y a Hawkeye? Nosotros a Ant-Man, seguro hubiese tenido algo bueno que dar en esa batalla pero hasta donde sabemos pronto tendremos una idea de dónde andaba mientras todo esto sucedió en su próxima película en solitario.

El extraño comportamiento de Hulk también nos deja qué pensar. A decir verdad te esperas que se haga el difícil pero prácticamente no apareció en toda la película. Esto se debe probablemente a algo que traen bajo la manga en el desenlace de esta historia, ya saben, algo como que en el momento menos esperado veremos un puño verde salir de la nada, es eso o simplemente el que modeló y animó a la segunda personalidad de Banner ya no quiso trabajar más. =)

LA MEJOR ESCENA

Definitivamente una de las escenas que se lleva la película, a nuestro parecer, es cuando Thor reaparece con el Stormbraker y con una lluvia de truenos para detener o al menos equilibrar la batalla contra los alienígenas. ¿Para ustedes cuál fue su favorita?

image

POR ÚLTIMO

Con la muerte de cada uno de los Avengers es difícil vislumbrar lo que nos espera del MCU en la pantalla grande, sólo nos queda disfrutar tanto de precuelas de Ant-Man y Captain Marvel antes de saber el desenlace de esta increíble e inesperada catástrofe la cual esperamos sea una genialidad al igual que su antecesora Infinity War.

Equilibrada en entretenimiento, comedia, acción y construcción de personajes dando el peso adecuado a cada engranaje para que finalmente pudiésemos disfrutar de, sin duda, la mejor película que hemos visto de Marvel hasta el momento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here