El fin de semana se caracterizó -entre otras cosas como la QuakeCon– por traernos la primer Copa Mundial de Fornite, donde 200 de los mejores jugadores del mundo se reunieron en Nueva York para competir en los modos Creativo, DUOS y SOLO por una bolsa de 30 millones de dólares en premios.

Llegaba la tarde del domingo y con ello la final de la copa. Después de varias eliminatorias y clasificaciones, era el momento de competir contra los mejores por el premio de 3 millones de dólares, siendo un chico de tan sólo 16 años el que se llevaría el triunfo, Kyle “Bugha” Giersdorf.

Integrante de los Sentinels, Bugha demostró ser el mejor tras varias partidas, contando con una increíble habilidad para atacar y constriur en segundos en la sección más dimintuta de la partida, cuando el campo de energía es practicamente de 3 metros de circunferencia aproximádamente. Tras varios minutos bajo los ojos de todo el mundo y nueve eliminaciones en la última partida, Kyle de 16 años se levantó con la victoria sin dar crédito a lo que acababa de suceder, pero lleno de felicidad por ser el primer campeón del mundo y llevarse 3 millones de dólares.

Entre los finalistas, podemos ver a King, un latino procedente de Argentina con tan sólo 13 años de edad quedando en 5to lugar de la copa, un merito bastante reconocible siendo el único latino y con tan corta edad.

Y para cerrar el día -y la nota- Bugha se reunió con uno de los mejores jugadores del mundo, y el más famoso, de Fornite: Ninja.

Al ser la primer copa mundial de Fornite y con millones de expectadores alrededor del globo, no podemos esperar a ver qué nos traerá Epic Games el próximo año, pero definitivamente este fue un evento sin precedentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here