Sin considerarme un experto para los juegos de Final Fantasy -y mucho menos un adicto a la saga- puedo asegurarles que jugar el remake de Final Fantasy VII fue una experiencia emocionante. Al ver el esperado trailer en la presentación de Square Enix después de tantos rumores, nos llenamos de felicidad al saber que podríamos probar una demo del impactante remake.

En compañía de Yoshinori Kitase, productor de Final Fantasy VII, disfrutamos de un hands on de sólo 30 minutos, en el que pudimos apreciar las increíbles gráficas y un modo de juego innovador -al menos para mi- del que definitivamente vamos a disfrutar bastante con esta entrega.

Oscuridad colorida

La primer parte del remake de Final Fantasy VII se lleva a cabo en la emblemática ciudad de Midgar y, aunque no podemos hablar por el juego completo debido a que sólo probamos una pequeña demo en el E3 2019 de Los Angeles, la iluminación de las escenas es opaca pero con colores muy intensos, todo esto manteniéndose fiel al estilo manejado en el juego de los 90, – el cual ya podemos jugar en Switch– lo que nos permite apreciar el detalle en la acción sin perder el sentimiento de estar jugando un Final Fantasy y más, con los personajes tan emblemáticos de la franquicia. Esto en cada rincón de los escenarios, algo futurista y con un estilo steampunk muy bien aterrizado.

Las animaciones de los personajes son bastante fluidas y nos recuerdan varios movimientos característicos de Cloud y su gigantesca espada, y Barret con su armamento pesado en su brazo; incluyendo el boss contra el que jugamos, el cual es el tan recordado primer jefe del juego original, el escorpión mecánico. Además, demuestran perfectamente el carácter de los personajes y en el caso del boss, representa por completo una amenaza.

Decisiones en cada ataque

Lo que más pudimos disfrutar de esta demo fue la mecánica de pelea, en la que además de incluir distintos ataques con apretar un sólo botón, contarás con dos barras de poder justo abajo de tu barra de vida –muy al estilo de los juegos de Final Fantasy- la cual puedes utilizar en dos ocasiones seguidas siempre y cuando hayas ejecutado el número necesario de ataques para llenar ambas barras de poder.

Una vez que las barras están cargadas, todo se vuelve ligeramente complejo pero muy eficaz: Al apretar X (control de PS) aparecerá el famoso menú de acciones, en el que podrás decidir entre una serie de ataques y además, ¡poder elegir sobre quién lo ejecutas! Si estás siendo atacado por tres guardias de seguridad, podrás elegir a cual de los tres descargas toda tu furia. También puedes emplear magia con tu barra de poder. Podrás atacar con un hechizo de fuego o bien, podrás curarte si has recibido mucho daño. Todo esto mezcla el estilo clásico de batalla de la franquicia, con un modo de batalla enfocado más a la acción

Cooperativo inmediato

Fueron Cloud y Barret con los que pudimos jugar y una vez que estábamos frente al boss, vimos lo genial que será poder hacer uso de ambos personajes en medio de la pelea. Todo depende de la posición en la que te encuentres y el daño que necesites hacer, ya que en ocasiones será mejor atacar con la metralleta de Barret a distancia o causar el mayor daño posible con la espada de Cloud. Pero estamos hablando de un boss.

Decidir tus movimientos será vital para una victoria y aquí es donde el menú de acciones viene a tomar parte de la partida de una manera sin igual. Una vez que tienes tus barras de poder a tope, es momento de elegir que ataque utilizar sobre el boss y lo mejor de todo es que podrás elegir entre causarle un daño general o llevar tu ataque a uno de sus puntos débiles. Lo mejor de todo es que puedes tomar dicha acción con cualquiera de los personajes independientemente de a quien estés manipulando en ese momento. Si estás atacando desde lejos con Barret pero CLoud se encunetra justo en el punto débil del escorpión, podrás pedirle a Cloud que lo ataque sin necesidad de cambiar de personaje, ¡todo desde el menú de acciones!

Ahora, si no corriste con tanta suerte – o mejor dicho, no empleaste bien tus movimientos- y has sido derribado, podrás hacer uso de la magia para darle una segunda oportunidad a tu compañero y retomar las riendas de la batalla.

Un poco de desequilibrio

Una de las cuestiones que no nos convenció fue que las peleas con los enemigos, a excepción del boss, se sienten desequilibradas ya que ocasionan muy poco daño y si te encuentras atacando a un grupo de enemigos, sólo un par de ellos atacarán mientras que los otros sólo observan. Queremos pensar que esto sólo se trata de un ajuste en la demo para poder recorrer el camino sin complicaciones hasta llegar al boss. Esperamos que así sea y las batallas representen una dificultad adecuada en la versión final.

Para haber probado sólo 30 minutos del juego, podemos decir que pinta para un lanzamiento exitoso, no sólo por ser el remake de uno de los mejores juegos del 97′, sino porque seguramente atrapará a aquellos que no jugaron la versión original, incluyéndome.

Final Fantasy VII Remake está programado para salir el próximo año el 3 de marzo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here