Como todo en la vida, las malas acciones tiene consecuencias y esto también tiene efecto en el mundo de los Esports: un profesional de Fortnite: Battle Royale acaba de ver cómo su carrera se ha esfumado tras cometer un error que no tendrá perdón por parte de Epic Games.

Jarvis Kaye. progamer de Fortnite, fue banneado de forma definitiva luego de que usara un bot para mira asistida. Aunque después salió a defender su honor objetando que su intención era sólo la de entretener y no la de promover el uso de cheats o trampas en sus partidas, Epic Games respondió y ratificó que la suspensión es definitiva y los días de Kaye como jugador profesional de Fortnite llegaron a su fin.

“tenemos una política de tolerancia cero para el uso de software para hacer trampa. Cuando las personas usan aimbots u otras tecnologías de trampa para obtener una ventaja injusta, arruinan los juegos para las personas que juegan de manera justa”.

Estas fueron las palabras utilizadas por los representante de Epic Games y con lo cual cerraron el ataúd de la carrera de este jugador, aún cuando sus seguidores s elevantaron para apoyarlo.

Recuerden nerds: ganar con trampas es sólo sostener el control.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here