No es noticia para muchos el que Netflix estuviera produciendo el que vendría siendo el segundo intento de una adaptación live-action de Avatar. Pues bien, todos sabemos que Avatar: La Leyenda de Aang es una de las mejores series animadas hasta la actualidad y es sumamente difícil hacerle justicia con un live-Action. En el 2010 presenciamos el que fue el primer intento de una adaptación con la indudablemente fallida película del director  M. Night Shyamalan titulada “The Last Airbender”

Honestamente, y ante el miedo de que la tragedia que fue la adaptación del 2010 se repitiera. Fue un alivio para los fanáticos de la franquicia saber que esta vez contaríamos con la participación de los creadores originales. Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko.

Sin embargo, el pasado 12 de Agosto el mundo recibió una triste noticia vía el blog personal de DiMartino. En un escrito titulado “Una carta abierta para los fans de Avatar: el último maestro del aire“, ambos se despidieron de la producción.

En esta carta DiMartino nos expresa que finalmente puede dar la noticia de que están fuera, aunque esta decisión se tomó desde junio de este mismo año. A pesar de llevar dos años en el desarrollo de este proyecto y a causa de diferencias creativas.

Expresando que cuando se integraron al proyecto como directores ejecutivos y showrunners en el 2018, estaban muy emocionados ya que Netflix lanzó un comunicado. En este mismo, la empresa mencionaba que estaba comprometida a honrar su visión y apoyaría a ambos en la creación de la serie.

Michael mencionó que sigue creyendo que la producción de Netflix tiene el potencial para ser una serie que muchos disfruten. Pero que si de algo está seguro, es de que el resultado no será lo que Konietzko y él previeron o intentaron hacer.

Ante todo esto un portavoz de Netflix respondió que tienen un completo respeto y admiración por Michael y Bryan, en conjunto con la historia que ellos crearon en la serie animada de Avatar. Y que aunque ellos hayan decidido abandonar el proyecto live-action, tienen confianza en su equipo creativo y en su adaptación. 

Apoyando las declaraciones de DiMartino, Konietzko recalcó lo increíblemente difícil que fue para ellos tomar esta decisión mediante su cuenta de instagram. En  esta, nos menciona nuevamente el cómo a promesa pública de apoyar su visión no fue respetada por la empresa. Finalizó diciendo que ambos son personas colaborativas y no necesitan que todas las ideas provengan de ellos. Mientras esas ideas estén alineadas con el espíritu y la integridad de Avatar, estarán felices de abrazarlas. 

Pues bien, esperemos que la producción de Netflix no repita la historia de la película live-action. Finalizamos con una frase del tío Iroh que DiMartino menciona en su carta: “Sometimes life is like this dark tunnel. You can’t always see the light at the end of the tunnel, but if you just keep moving you will come to a better place.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here