Con la llegada de Birds of prey, la taquilla geek se reúne una vez más para ver qué nos depara en esta nueva película del universo cinematográfico de Dc.

NerdLab, como siempre, se da a la tarea de traerte las reseñas recién salidas del horno para que puedas darte una idea sobre la cinta y te animes a verla. Sin más preámbulos, y recordando que esta es una reseña libre de spoilers, comenzamos.

Una carta fuera de la baraja

Desde la primera aparición de Margot Robbie como Harley Quinn, la crítica ha sido de opiniones dividas sobre su caracterización del personaje. Ahora, con una película (casi) en solitario, la arlequín de Gotham debe probar que puede arreglárselas sin ser el comodín de alguien más. Es bastante interesante cómo Cathy Yan (directora de la cinta) maneja a un personaje como Quinn, pues si bien su escencia de suicide squad permanece, se nos muestra con una actitud más independiente y espontánea.

La segunda es la vencida(?)

La película nos cuenta la aventura de Harley después de su ruptura amorosa con the Joker. La premisa es bastante simple pues desde el título se nos presenta la idea de que a lo largo de la trama veremos a Harley con su propio grupo de vigilantes. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, y en el caso de algunos personajes la película nos deja cortos al no darles el tratamiento que se merecían. Con algunos cambios muy ligeros, hasta se podrían eliminar personajes por completo y no afectaría en lo más mínimo el desarrollo de la trama o su relevancia.

Por otra parte, la recaudación en taquilla de su primer fin de semana no fue tan exitosa como se planeaba. En parte, por la opinión popular que ya estaba asustada por ver una especie de Suicide Squad 2. Por último, para los fans de los cómics la película no hace justicia suficiente ya que sus adaptaciones de personajes icónicos en el mito de Batman no tienen la esencia del personaje mismo.

Cayendo con estilo

Es importante mencionar que a pesar de los problemas narrativos y financieros que envuelven al filme, el aspecto técnico es algo muy favorable. La fotografía, el diseño del vestuario y la puesta en escena son bastante disfrutables. Tenemos escenas llenas de acción y colores que cumplen la función de sorprender y dar ritmo a la historia para no sentirse lenta. Las tomas con rock de fondo añaden otro punto positivo aportando mayor carisma a Harley. De igual manera, el mensaje feminista puede sentirse presente de principio a fin y lo mejor de todo, es bastante orgánico y nunca se siente forzado. Lo anterior es un gran logro que deja ver el potencial femenino en todos los aspectos mediante cada integrante del equipo.

Se llama Quinn…Harley Quinn

Finalmente, Dc nos demuestra que tiene la capacidad de hacer películas de calidad sin importar el sexo del protagonista. Tienen las herramientas y se están dando cuenta de cómo usarlas a su favor. Tal vez en un futuro cercano, podrán dar una batalla más equilibrada a su rival Marvel Studios. En definitiva, una de las películas mejor posicionadas para la empresa, si no por el dinero que ha generado, por las puertas que abre para futuros proyectos. Habrá que recordar su nombre porque esta no es la última vez que veremos a la nueva y mejorada Harley Quinn.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here